Octubre 16, 2019

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Misma Pasión, Diferente Bandera

Abril 21, 2019 167

El destino juega de diferentes formas en nuestra vida, hace unos meses ya había decidido direccionar mis energías en mi academia y asociación, pero una llamada telefónica a finales del 2017 por parte de un gran amigo, el Maestro Lic. Víctor Hugo Quishpe Morales presidente de la Federación Ecuatoriana de Taekwondo.

La razón, hacerme conocer el interés de la Federación que el dirige para hacerme cargo de sus equipos representativos; hace tiempo no me imaginaba dirigir a otro equipo que no fuera el de mi país, pero un nuevo reto se presentaba ante mi.

Ya hace algún tiempo, entre pláticas, ya se me había insinuado el interés porque estuviera dirigiendo a este equipo Suramericano, pero mi compromiso con el equipo mexicano me impedía comprometerme con otro proyecto. La amistad, compromiso y pasión que tiene la Federación Ecuatoriana por el taekwondo, ayudó a que se llegara a un acuerdo.

La primera meta encomendada, clasificar a los Juegos Olímpicos de La Juventud 2018.

Una tarea nada fácil, si bien los chicos de Ecuador tienen una genética ideal para el deporte de alto rendimiento, nos encontramos con un equipo con un déficit de 12 a 2 en eventos internacionales contra equipos del bloque europeo, y ni que decir de los equipos asiáticos. Y aquí saltan de inmediato varias preguntas ¿cómo compensar este déficit? ¿podrán cambiar sus hábitos competitivos? ¿tendremos oportunidad de clasificar? ¿tendrán la fuerza mental para el compromiso mundial?, entre otras.

Esas dudas saltan de forma inmediata, pero también la manera de confrontarlas y quiénes me ayudarán a solventarlas.

Primero fui exprofeso a Ecuador para conocer el material humano con el que se contaba para el proceso olímpico. Y en este análisis encuentro lo siguiente:

  1. Chicos con un buen nivel técnico
  2. Disposición de trabajo y sacrificio
  3. Apoyo total de la Federación Ecuatoriana
  4. Buen ambiente de trabajo y colaboración con los entrenadores nacionales
  5. Comunicación constante

Estas fortalezas dan fruto creando un circulo virtuoso con las áreas de trabajo, finalizando con un gran desempeño del equipo en el preolímpico donde pusieron en jaque a competidores en teoría de mayor experiencia.

Al final se logra el objetivo de clasificar en la categoría de los menos de 73 kg. A Darlyn Padilla.  Pero para este logro el trabajo fue extenuante, y no me refiero sólo en lo físico, sino en el cambio de mentalidad.

“No puedes aspirar a ser un grande cuando no te comportas como tal”, esa fue la frase diaria con el equipo Ecuatoriano, si queremos que esta generación sea diferente no sólo debe trabajar diferente, debe pensar diferente. No hay lugar a dudas, no hay lugar a complejos, debes trabajar - pensar y pelear como los grandes. Este fue el primer bloque que tuvimos que derribar y lo logramos juntos. Y así entregar buenas cuentas a la Federación Ecuatoriana, agradeciendo a la confianza vertida en mi por el taekwondo Ecuatoriano.

Las sensaciones durante el evento mundial fueron diversas, primero el compromiso y cariño que los chicos se ganaron de mi parte por su entrega diaria (reconocimiento a cada uno de ellos), no es fácil soportarme como entrenador.

En el preolímpico y mundial pude saludar a varios de los atletas mexicanos que trabajaron conmigo en su etapa de cadetes – junior que se acercaron a desearme suerte y agradecerme por el tiempo que trabajamos juntos, mi reconocimiento y cariño a todos ellos. Al saludarlos pude contestarme una pregunta que me hice hace años ¿cómo me sentiría al enfrentar a México en un evento internacional?.

La respuesta fue sencilla, “divertido”. Ya se tiene la madurez para dimensionar lo que pasa en nuestro deporte, y poner en práctica lo que les trataste de enseñar en todos estos años como entrenador nacional mexicano, “salir al área a disfrutar cada segundo y sentirte contento de tu desempeño independiente del resultado”. Así salí a trabajar en este importante evento, sin complejos y divirtiéndome, además de orgullosos del desempeño de los chicos ecuatorianos, que demostraron con hechos que se quieren convertir en un equipo contendiente, ser un referente del taekwondo de Suramérica.

 Esta historia apenas inicia, vienen muchos más retos los cuales enfrentaremos con profesionalismo y trabajo en equipo. La próxima meta son los Juegos Olímpicos de Buenos Aires 2018, ahí buscaremos hacer historia para el taekwondo Ecuatoriano.

Durante este proceso aprendí a soltar, no aferrarse a lugar o situación.

 Trabajando con humildad y pasión los proyectos súrgen además de concretarse.

  • Para tener éxito… Es necesario encontrar algo a lo que aferrarse, algo que te motive, algo que te inspire. Tony Dorsett

Last modified on Jueves, 13 Junio 2019 19:58
Prof. Julio Álvarez

Ex entrenador Nacional Juvenil y Cadetes, actualmente entrenador de la selección nacional de TKD de Ecuador. Con más de 20 años de experiencia en selecciones nacionales, dedicándose principalmente al desarrollo de los jóvenes deportistas y de los nuevos talentos.

Latest from Prof. Julio Álvarez

EXPERIENCIA

Prof. Julio Álvarez

 

Prof. Julio Álvarez

 

Ex entrenador Nacional Juvenil y Cadetes, actualmente entrenador de la selección nacional de TKD de Ecuador. Con más de 20 años de experiencia en selecciones nacionales, dedicándose principalmente al desarrollo de los jóvenes deportistas y de los nuevos talentos.

NOTA

© Derechos Reservados TKDNIRC 2019