Octubre 16, 2019

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

La familia Estrada Garibay, siempre juntos por el taekwondo

Abril 01, 2019 938

CDMX.- Para la Familia Estrada Garibay el Taekwondo ha sido un camino de unión, de crecimiento y de poder participar en muchas actividades que de otra manera no hubieran podido hacerlo con sus hijos Víctor, Roberto y Marco.

El Doctor Luis Estrada, hoy séptimo Dan, señala que de acuerdo a su experiencia que tienen como familia, el Taekwondo ha sido un vínculo y los ha unido fuertemente. “Desde que se iniciaron los muchachos a temprana edad, mi esposa, María de los Ángeles Garibay era quien se encargaba de llevarlos a sus clases de taekwondo, natación y de gimnasia olímpica”.

De hecho la señora Estrada es quien descubre el taekwondo a través de un sobrino que era alumno de José Luis Olivares. “Él nos recomendó a tomar clases con el profesor Enrique Olvera porque Víctor particularmente era muy inquieto”.

Ella fue el motor.- Desde un principio nos dimos cuenta que el taekwondo nos unía más porque andábamos para arriba y para abajo todos. Con Víctor de la mano, Roberto en carreola y esperando a Marco. “Yo iba a trabajar, veía que tuvieran todo lo necesario y los fines de semana que había alguna actividad del taekwondo pues ahí estábamos los cinco”.

Mi esposa, dijo, puso mucho orden con ellos, “cuando todos ya éramos cintas negras, alguien le preguntó qué porque no era cinta negra y respondió: No lo necesito, yo soy sartén negro décimo Dan y los pongo en orden a todos.

Luis reconoce que su esposa siempre ha sido muy disciplinada “y ello se lo transmitió a los muchachos, los que les permitió llegar hasta donde llegaron”. Sin embargo, la señora Estrada jamás practicó el taekwondo porque no le gustaban los golpes para ella, pero eso sí repartía diestra a siniestra, hizo gimnasia, hace yoga y siempre ha sido muy apasionada con sus hijos, hasta el día de hoy.

Recordó que en 1975, cuando Víctor iba por la cinta verde ya quería abandonar el taekwondo y fue su madre quien lo encauzó de nuevo.

Por su parte, el Doctor Estrada comenzó a participar cómo médico del equipo de la Selección Nacional de Taekwondo y después de un año de que sus hijos habían comenzado a practicarlo él decide tomar clases a la edad de 27 años.

“Comienzo a tomar mis clases con el profesor Enrique Olvera, quien me graduó como cinta negra en 1981 primer Dan. Víctor era primer poom, Roberto era marrón avanzada y Marco apenas comenzaba.

Luis Estrada trabajó para las actividades de la asociación MDK después de uno o dos con las Selecciones Nacionales. “En ese tiempo no existía un equipo multidisciplinario, desafortunadamente también en esa época la gente que manejaba MDK, Moon y varios más, cuando ya viajaban ponían de médico a algunos de los profesores”.

Después en 1989 cuando viene el movimiento de la Unión, encabezada por el profesor Víctor Soriqno, el Doctor Estrada se vuelve representante de la Asociación MDK en la comisión reorganizadora, “me involucro más en la federación y en 1991 Jesús Moreno me invita a formar parte del Comité Ejecutivo y ahí sigo otras actividades hasta el 2004.

¿Cómo se dan cuenta del potencial de tus hijos?

“Como eran multi deportistas los muchachos comenzaron a manifestar muchas aptitudes para el deporte, entonces Víctor a los 13 años de edad comienza a tener participación en categoría juveniles y ahí comienza a destacar y a los 14 ya tiene enfrentamiento con adultos y ahí demuestra una gran capacidad. Tuvo una etapa corta en juveniles al pasar a adultos muy pronto porque creció mucho de estatura y realmente con un potencial tremendo para el combate en el taekwondo.

Víctor fue quien más despuntó en el taekwondo, pues logró todo, incluyendo una medalla de bronce en Juegos Olímpicos, pero los tres llegaron a Selección Nacional. Roberto fue subcampeón mundial en 1995, plata en Filipinas y Marco sólo selección.

Hoy los tres son profesionistas: Víctor maestro en educación, Roberto Ingeniero Químico Metalúrgico y Marco es economista.

Los tres casados, los tres con hijos deportistas. Los de Roberto y Marco practican taekwondo, las de Víctor no.  Ellas corren y nadan.

EN FAMILIA FUNDAN LA ASOCIACIÓN VÍCTOR ESTRADA.

En 1999 como familia fundaron la Asociación Víctor Estrada, organización que hasta el momento sigue funcionando con mil 500 alumnos en diversas escuelas en provincia. De hecho Víctor acaba de realizar la primera Copa Cuautitlán Izcalli, que permitió invitar a diferentes asociaciones a participar.

El Doctor Estrada es el presidente además de dar clases a los avanzados en tanto que su esposa y sus hijos forman el consejo.

“La verdad no esperábamos terminar así, pero las circunstancias nos fueron llevando y estamos muy contentos, nos permite seguir haciendo un trabajo de familia, y seguir impulsando el modelo de taekwondo que nosotros pensamos que es lo mejor para los muchachos. Más que un taekwondo competitivo, un taekwondo donde la filosofía, los valores se consideren primordiales en la educación de los niños.

Todo siempre ha sido juntos…



Last modified on Martes, 30 Abril 2019 05:20
© Derechos Reservados TKDNIRC 2019